Bienvenidos a La Deseada Hostel Boutique, un espacio pensado y construido para la comodidad de sus huéspedes. Ubicado en zona residencial, La Deseada Hostel combina naturaleza, arte, bosque, descanso, centro, noche, diversión. Primer Hostel habilitado y categorizado como tal…  La Deseada Hostel es como estar en casa, mas que unas vacaciones… es una experiencia de viaje.

Quienes somos… crónica de un sueño posible.

La Deseada Hostel Boutique somos una familia que, enamorada de los bosques, los vientos del sur y las dunas, un día decidió cambiar el asfalto por las calles de arena, dejar la ciudad y venirse al mar.

Pisamos Gesell por primera vez en el año `77. Fue amor a primera vista. Éramos jóvenes, como nos sentimos ahora. Años de amor, de amigos, risas, encuentros, el sueño de otro mundo posible latía. Los años pasaban, el nosotros creció y ver a los hijos correr por estas mismas playas, nos emocionaba.

La idea de mudarnos era un disparate, una utopía, un sueño. En el medio, idas y venidas. Los primeros nietos, viajes, nuevas experiencias. Aun así Gesell siempre estaba presente.

Nunca soltamos el disparate, jamás dejamos ir ese sueño, así lo convertimos en realidad… el día llegó y La Deseada Hostel Boutique también.

Queríamos transmitirle a otros cuánto queremos este lugar y permitirles vivenciar esa experiencia. Es así cómo nuestra casa de vacaciones se transforma en una casa de vacaciones para muchos.

La Deseada Hostel Boutique abre sus puertas el fin de año de 2006 dando inicio a una serie de exitosas temporadas que aún nos acompañan. Se convierte ese mismo año en el primer y único Hostel habilitado y categorizado como tal.

Preguntarse qué nos distingue, es preguntarse por la sensibilidad en el trato, el cuidado de cada detalle, desde la decoración, la atención, la limpieza hasta el respeto, el ambiente, la diversión y el descanso.

La propuesta es ir mas allá de unas simples vacaciones con amigos, es generar el encuentro de una multitud diversa de viajeros que permita expandir nuestros limites conocidos. Recuperar la chance de soñar algo nuevo, como nosotros lo hicimos.

Disfrutamos ser anfitriones de nuestros huéspedes. Ellos son los invitados a un gran viaje que tiene lugar en nuestra casa: La Deseada.