Visitar Villa Gesell a través de la experiencia que te brinda La Deseada Hostel Boutique, es descubrir una nueva forma de hospitalidad. Conoce nuestra visión de esta mágica ciudad…Caracterizado por ser un centro turístico en continua transformación, Villa Gesell proporciona una plataforma abierta para que toda la comunidad, jóvenes y familias, se puedan reunir, celebrar y dar forma a momentos significativos.

Villa Gesell, un sentimiento…

Fue el sueño de un hombre y el tiempo la convirtió en el sueño de muchos. Aquellos que ayer y hoy se complacen con sus playas, sus pinares y acacias florecidas de amarillo. La ciudad donde por los ‘60 se uso, por primera vez en el país, “la bikini”. Cuando en los ‘70 fue la que más creció en la Argentina. La tranquila, apacible, mística, la ciudad de los hippies, con sus enormes playas, que alguna vez también usaron los guaraníes. Hoy a pesar del nuevo ritmo de la gente sigue siendo un lugar especial, por su naturaleza, su gente y por aquellos que año tras año vuelven a disfrutarla.

Fundada por Carlos Gesell en 1931, es una ciudad muy popular especialmente entre los jóvenes. Villa Gesell, fue declarada ciudad en 1970. Es considerada uno de los balnearios más importantes de la costa atlántica. Posee playas de fina arena, bosques de pinos, acacias, tamarindos y eucaliptos. De excelente infraestructura turística, cuenta con numerosos hoteles y viviendas para alquiler, campings, y posee una intensa actividad nocturna. Sus lugares de diversión, especialmente para los jóvenes, marcan la principal característica del lugar. Las concurridas playas, el movimiento comercial en la avenida 3 y la peatonal 106, y las numerosas discotecas, contrastan con la tranquilidad de sus barrios residenciales, el paisaje de las dunas, y los bosques de la Reserva Cultural y Forestal Pinar del Norte.

Villa Gesell abarca desde el gran movimiento de balnearios, confiterías y discotecas hasta el paisaje desértico que ofrecen las dunas gigantescas. Esta Villa, cuenta con 10 Km. de amplias playas con muy suave declive y de agradable temperatura.

“La Villa” lo tiene casi todo. Lo que falta es tu presencia… ¡Vení a dársela! …te va a encantar.